28 de agosto de 2012

AUTORES: Gustavo Gottfried, entre sapos y conejos


Nuestro querido amigo Gustavo Gottfried, llega hoy al blog de HDJ con su peculiar zoológíco a cuestas. Según nos dijo, esta serie de inéditos podría llamarse "Comportamiento del conejo y otros poemas", título que nos entusiasma.


Gottfried publicó con nosotros Un rastrojero bajo el sol, en 2007. De este libro, dijo Silvia López:

Tras los poemas de este libro se vislumbra el personaje de un relato: el tipo que sale a pasear con su perro y se levanta chicas en los parques (o más bien, la chica lo levanta a él), y luego escribe sus devaneos en el bar con la lapicera mordida por el perro. Observa y escribe, toma como materia a ese universo femenino que lo rodea, es capaz de recortar fragmentos de un manual de consejos para amas de casa y hacer de ellos un collage en forma de poema. Y son las mujeres del collage, en su frágil felicidad de estúpidas y sojuzgadas, las que se enfrentan, como en un espejo que distorsiona, a las mujeres que el personaje ve y sobre las que desea escribir: la chica linda que trabaja de moza e irradia ese algo impreciso y causa su lamento, la mujer liberada del parque que lo corteja; la niña del pelo de alambre, que bien podría ser la de corta edad que ingiere veneno o de la que podría decirse que le están vedados los cuidados de su persona, según los sabios consejos del manual, pero que, en la visión del que escribe, ofrece maravillas de cartón que me acompañan. Y mientras el personaje le habla a un “vos” en el teléfono público del bar, no puede dejar de observar cada detalle de lo que sucede alrededor, por más terrible que uno pueda imaginar lo que ese vos dice. Como si se aferrara a esa realidad que lo rodea y que, sin embargo, se desgaja (en los adoquines, en el viento que sopla, en el vacío de una vieja caramelera), lo que calla se plasma en el poema. Porque un dolor muy contenido se espeja sutilmente en la naturaleza, el paisaje o las cosas, y se entremezcla sin dramatismo con la frescura y la ironía que Gustavo Gottfried nos entrega en Un rastrojero bajo el sol. Todo está dicho con sencillez y tersura, pero precisamente por eso brilla la originalidad de las imágenes.

Desde el año pasado, lleva a cabo junto a Hilda Fernández Oreiro, la editorial Mágicas Naranjas: un maravilloso proyecto orientado a difundir la poesía entre los más pequeños. Sus libros, con ilustraciones originales y un llamativo diseño, cuentan con textos de autores de la talla de Arnaldo Calveyra, Diana Bellessi o Alicia Genovese y fueron galardonados por la "Asociación de literatura infantil y juvenil de la Argentina", como mejor colección de literatura infantil 2011. 
Las próximas publicaciones, programadas para octubre, incluyen textos de María Teresa Andruetto e Irene Gruss.

Pero volviendo a su labor de poeta, aquí los dejamos con esta nueva serie:

comportamiento del conejo

al despuntar el alba ya despierta
y empieza a andar los pastizales
con pelambre galante acaricia la hierba
que recubre por completo sus dominios

no se acerca al granero hasta la hora de la siesta
sólo se desplaza con marcha leve
o se queda completamente inmóvil
salvo por el imperceptible aleteo de sus narices


 réquiem para un batracio

el sapo odiaba a las margaritas
como a los otros bichos
el jardín le parecía fascinante
pero esa flor
cuya mera cercanía
le producía estornudos tremendos
acechaba en todos los rincones

si se trataba de amenazas
casi prefería la de los autos 
que a cada cruce de ruta
le ponían esa cosa épica
que era la posibilidad de terminar su vida en un instante
y quedar desecado por el sol sobre el asfalto
como un papiro sin inscripciones
un fiel recordatorio de sí mismo


orgullo del oso
A mi abuelo León, que era un oso

el camino todavía está caliente
cuando el oso decide salir de su madriguera
ahora se desplaza con torpeza infalible
sobre las plantas de los pies felices
de una suela hecha por tanto andar
sobre laderas y llanos

el espejo de agua lo muestra
salvaje y magnífico
con su lujoso pelaje
y su cuerpo algo informe

es verano
pero el agua del lago
sigue helada y refrescante


pez

sube a la superficie para ver
el punto en el tejido de las cosas
se mantiene un rato a flote
y al final
siempre cede a las branquias y al agua

Gustavo Gottfried, en una lectura


ALGUNOS ENLACES DE INTERÉS:

Algunos poemas suyos en el blog de Osvaldo Bossi: 
Su viejo blog, hoy algo abandonado: http://rastrojerobajoelsol.blogspot.com.es/
... Y en "Las afinidades electivas":  
Dónde comprar  Un rastrojero bajo el sol


Editorial Mágicas Naranjas: http://www.magicasnaranjas.com.ar/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huesos de jibia