18 de diciembre de 2012

ADELANTO EDITORIAL: "Cuentagotas" de María Elena Campero


María Elena Campero (1979), poeta argentina residente en Maryland, Estados Unidos, es otra de las autoras que publicaremos próximamente. Cuentagotas, que será su primer libro, cuenta con un extenso e interesante epílogo escrito por Enrique Foffani, quien fuera profesor suyo en la universidad. Así comienza este texto:


Este poemario fue escrito en un lugar de frontera, en una frontería vivida y atravesada —como no podría ser de otro modo— por la lengua-otra, esa que roza la extraterritorialidad intrínseca a todo territorio abierto a la otredad fundante de la cultura. Ese lugar extraterritorial es, también, un lugar imaginario, cuyos estrechos vínculos con el lugar real se alimentan y crecen al abrigo de los protocolos simbólicos de la lengua, siempre heredada y por ende siempre lengua prestada. Estas condiciones de existencia hablan bien a las claras del lugar desde donde se escribe: la poeta misma afirma que el libro fue escrito en Estados Unidos y sin embargo, pese a la declaración fidedigna de esa verdad, aparece “un afuera de lugar” constitutivo, como si la lengua bífida en la que escribe y como tal lengua partida en dos, expandiera esa hendidura hasta la carnadura misma de las palabras y, en ese interregno donde la eficacia del bilingüe no tardará en encontrar también su propio límite, todo lo que se dice, se dice como lengua tronchada. Estas son las variaciones de la lengua en el libro Cuentagotas de Marielena Campero y operan como una constelación poética.





La tapa del libro (que saldrá en nuestra colección "De bolsillo", está ilustrada con una fotografía original de Graciela Prieto Photography y diseñada por Pedro José Giraldo, bajo el diseño de la colección creado por Nat Filippini.
La maquetación estuvo a cargo de Maurice Brosandi:


Para terminar esta presentación, el poema con el que se inicia el libro:

I

chapoteo pendenciero
de la lengua tronchada

el brocado
de manchas, letras y garabatos
del hilo pende

gota

a

gota

2 comentarios:

  1. Una belleza la portada del libro...Y el poema ¡Qué acierto de palabras! Sana envidia...Mucha suerte!!!

    ResponderEliminar
  2. La fina sensibilidad de Elena se percibe en cada palabra. Felicidades!!! Será un placer leerte!

    ResponderEliminar

Huesos de jibia