3 de diciembre de 2012

AUTORES: Laura Petrecca, el silencio se condensa acá



Pasaron varios años desde la publicación de Pensó que ya lo sabía (HDJ, 2008), primer libro de Laura Petrecca.



Dos años más tarde, salió en Montevideo Los barcos vuelven (La propia cartonera, 2010).
Convocada por nuestro blog, Laura nos envió esta serie de poemas inéditos, sin título:



Nosotros vivíamos acá
como en cualquier fantasía

y rendidos sobre el puente notábamos
que hay tantos tipos de rojo
como posibilidades de fuerza
y curvas y faltas y afueras
en los motores de un día

la obligación te marea
te devuelve al corazón de los otros

pero hay más espacios que este
como hay meridianos de seda
y rutas de fotografías
como hay cartografías imprecisas
y recuerdos en momentos de hacer nada

*

Puede ser que no haya mucho que quede de nosotros en esta casa
porque el silencio se condensa acá,
espera a que lleguen otros

y nosotros, vamos a ir con nuestra música a otro lado
a otras casas
y todo lo que hagamos se va a perder,
o va a volver a nosotros

En la casa donde yo nací
hay ruidos de otro tiempo
mi hermano lo sabe, yo lo sé

pero solo afuera pude encontrar
esa seguida posibilidad de un vacío
ninguna voz se teje detrás mio, por fin

nada de música

*

Tu cabeza es un caballo que corre solo
si te das cuenta que van perdiendo las tardes
y los duraznos sobre la vía,
vos no podés hacer nada para no irte
siempre más lejos

... además de este bello poema ilustrado por Stéphane Korvin:



A continuación, unas palabras escritas por César Ramiro acerca de Pensó que ya lo sabía, publicadas en "La Comunidad Inconfesable":

Un primer libro es una promesa trunca o el embrión de un mundo. Una escritura que refracta lo que toca; la humedad, el musgo, un río, esa ciudad distante, un pasado borroso pero primigenio. En estos poemas está temblando el devenir como una transparencia; es visual esa voz, tiene sonido ese olor, la humedad acoplándose a la luz en tardes tórridas… La poesía es la imaginación, escribió Stevens, “Esa pequeña magia se parece a la decepción que consigue un instante brutal de encantamiento”, remata Petrecca.









1 comentario:

  1. De lo poético a veces sólo puedo decir...Me conmueve y cuántos sentidos compartidos. ¡Hermosos poemas LAURA y gracias a HDJ

    ResponderEliminar

Huesos de jibia